Melón

El melón (Cucumis melo) es una planta herbácea de tallos rastreros. Se cultiva por su fruto, una baya grande muy apetecible en verano por su gran contenido de agua y de sabor dulce.

La planta posee tallos blandos y pilosos que crecen a ras de suelo. Las flores son amarillas y las hay masculinas, femeninas y hermafroditas. Es una especie extraordinariamente polimorfa tanto en el tipo de fruto como en la pulpa. El color del fruto va de blanco a verde muy oscuro pasando por amarillo, escriturado, manchado (El Piel de Sapo español).La forma del fruto va desde esférica hasta elipsoidal. Su tamaño es dependiente de la variedad y de las condiciones de cultivo. De este modo, hay melones pequeños que pesan alrededor de 400 g y otros muy grandes que pueden pesar hasta 10 Kg. La pulpa es aromática, con textura suave y diferentes colores: amarillo, verde, rosado y tonos intermedios